domingo, 11 de noviembre de 2012

Ahí en donde se esconde cortazar


Sr. Berumen, gran apasionado de la literatura latinoamericana, decía que cada que se dormía soñaba que subía unas viejas escaleras de caracol que lo conducían a un estrecho pasillo lleno de plantas, al fondo una pequeña puerta roja.

Al atravesar la puerta entraba a un pequeño cuarto en el que se encontraban sentados en una pequeña mesa circular platicando alegremente Julio Cortázar, Jaime Sabines y Mario Benedetti, sus autores favoritos, él, entusiasmado quería ser partícipe de aquella reunión pero justo cuando iba a empezar a hablar aparecía ese “algo” que lo despertaba.

Pasaron los años y el sueño era recurrente.

Pero una noche subió las viejas escaleras, el pasillo ya lo conocía se apresuró a llegar hasta la pequeña puerta, la cruzo y vio que a diferencia de las veces anteriores Cortázar se encontraba de pie, al verlo llegar él le sonrió.

Sr. Lo esperábamos ¿Está listo para aprender los secretos de las letras?

Si Sr. Cortázar estoy listo- contesto el anciano con una amplia sonrisa

Pero le advierto Sr. Aprender esto no es de una noche

El tiempo que se necesite – Dichas estas palabras los tres escritores se acercaron a él.

El Sr. Berumen no despertó jamás.

Q.E.P.D.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada